Desafio 14






Expediciones
Perfil Humano
Diario
Fotos
 
Buzón
 
Auspiciantes
 





























     
 

DE REGRESO EN KATHMANDU

Kathmandú 6 de junio de 2006

Muy queridos amigos de Ecuador y del mundo.

Reciban un muy cariñoso abrazo y saludo desde Katmandú, de vuelta en la ciudad, de vuelta a la capital.

El camino de regreso fue bastante largo, ocho días de caminata por la selva de Nepal con la belleza y las complicaciones que eso conlleva: paisajes preciosos, bosques inmensos y encantadores, ríos, cascadas, gente muy amable, hospitalaria, pero también mosquitos, sanguijuelas infelices que te chupan la sangre apenas te descuidas, días de mucha lluvia, jornadas súper largas, ampollas. Todo es así en la vida, yin y yang, arriba y abajo, sal y dulce, entras y sales, hambre y saciedad, mueres y vives. Pero por eso mismo esta vida es  bella, pues solo con el frío sabes que el calor existe y viceversa. Porque sólo con el hambre sabes que una simple galleta es deliciosa, porque solo por la humedad de tantas horas en la lluvia sabes que el abrigo es más acogedor de lo que parece. Porque sólo cuando te esfuerzas, te sabes muy merecedor del descanso y vale tanto el simple hecho de tumbarse en el piso y dejar de andar.

 

De regreso del Kangchejunga, en Yhampudin, en plena selva de Nepal a 1200 m de altitud en casa de una familia nepali que nos brindo posada.
De regreso del Kangchejunga, en Yhampudin, en plena selva de Nepal a 1200 m de altitud en casa de una familia nepali que nos brindo posada.

 

Si me preguntan por mi estado: de felicidad absoluta, les respondería.

Camino por las calles de Katmandú con una sonrisa interna, que arranca  desde  mi espíritu, que es muy grande, amplia, y que contagia a mi cuerpo, a mi rostro y a mi piel. Dos dedos de los pies han quedado sin mayor sensibilidad después del tremendo frío que tuve que pasar en los dos últimos intentos, pero no es nada grave, gracias a Dios, es cuestión de tiempo y todo volverá a la normalidad. Por ahora disfruto inmensamente de cada cosa: ducha todas las mañanas, comer de maravilla cada día, dormir en camita con colchón y almohada cada noche; en fin, todos estos detalles tan cotidianos pero tan valiosos.

En el camino de vuelta, me puse como disciplina escribir todos los días al final de cada jornada, para contarles con detalle lo que viví y sentí en esos dos últimos intentos hasta alcanzar, gracias a Dios, la cima del Kangchenjunga. Me gusta mucho como ha quedado toda la historia y para hacerla más ágil y entretenida, la he separado en diferentes entregas. Hoy comienzo enviándoles la primera que he llamado Antecedente, precisamente para ubicarles en el contexto a partir del cual se desarrollaron los hechos que ya conocen y que tuvieron un final maravilloso.

Junto con esta entrega les envío tres fotos; una de nuestra caminata de regreso a Katmandú, y las otras dos que son mi aporte para la SELECCIÓN ECUATORIANA DE FUTBOL, ahora que mis colegas y amigos están a vísperas de representarnos en el mundial de Alemania 2006.

Con mi gran cariño, un abrazo inmenso desde Katmandú.

  

Y este es mi aporte para la Seleccion del Ecuador para Alemania 2006.......
Y este es mi aporte para la Seleccion del Ecuador para Alemania 2006.......

 

 

ANTECEDENTE

Los protagonistas:¡

De la expedición de Televisión Española: Juan Vallejo, Ferrán La Torre, Mikel Zabalza, José Bereziartúa.

De la expedición de Ralph Dumovich: el portugués Joao García

Del equipo sudamericano: Fernando Gonzalez Rubio e Iván Vallejo

Como quiera que fuese, el primer intento realizado el 13 de mayo y que por las condiciones tan malas en el Campo 3 no concluyó con la cima, a españoles y sudamericanos nos sonó a fracaso rotundo, pues en esa misma incursión, aunque un día delante de nosotros, la expedición del suizo Joos y del austriaco Dumovich si logró  llegar a la cumbre. En nuestro deporte el asunto de los resultados es así de lacónico: se llega a la cima o no se llega, y punto.

Después de haber alcanzado la cumbre, la expedición de Joos, sus sherpas y la de Dumovich recogían  sus respectivos campamentos y partían  de regreso a casa. De la expedición de este último había quedado fuera de juego Joao García, montañista portugués a quien tuve la oportunidad de conocer en el EVEREST, en 1999. En  esta ocasión estaba en el Kangchenjunga acompañado de un compatriota suyo quien, desafortunadamente, en plena lucha con la montaña mostró principios de apendicitis y tuvo que ser evacuado con la urgencia del caso y llevado a Katmandú para someterse a una operación de inmediato. En todos estos trámites estuvo solidariamente acompañado por Joao, quien hasta que comprobó que su compañero estuvo fuera de la sala de operaciones y sin peligro, no se movió del hospital. Todo este tiempo de compromiso con su amigo hizo que se desfasara del plan que había llevando adelante su equipo de expedición. Finalmente tomó un helicóptero de vuelta y estuvo de regreso en el CB del Kangchenjunga, mientras sus compañeros ya habían dormido a 6 200, a 6 800 e inclusive habían hecho  una incursión a 7 200 m, como parte de la aclimatación.

 

.....con la misma ilusion de todos ustedes, yo tambien soy parte del jugador numero 12....SIN OXIGENO.
.....con la misma ilusion de todos ustedes, yo tambien soy parte del jugador numero 12....SIN OXIGENO.
Desde el Kangchenjunga con gran carinio

 

Cuando llegó el día de la cima, el 13 de mayo, Joao no  avanzó mucho por encima del C4 (7 700 m) debido a  los estragos de su incompleta aclimatación. De nuestra parte, por la tremenda nevada que cayó esa misma madrugada en el C3, ni siquiera pudimos pasar de los 7 250 m de ese campamento. En tanto, el equipo de Joos y Dumovich pudo lanzarse a la cima apoyado por tres sherpas estupendamente fuertes, dos de los cuales inclusive habían estado el año pasado en la cima del Kangchenjunga.

Así las cosas, la tarde del 14 de mayo había once felices ciudadanos del mundo que lograban a la cima de la tercera montaña más alta del planeta y venían, cansados pero contentos, de vuelta al Campo Base. Nosotros en cambio, nos lamentábamos por las pésimas condiciones de clima que tuvimos a solo un día detrás de ellos. Joao tenía el mismo sentimiento; bajaba triste, ya que por la falta de aclimatación no había podido continuar hasta la cima, y se quedaba sólo para intentar semejante montaña.

 


 

Iván Vallejo Ricaurte
EXPEDICIONARIO

EMail: desafio14@ivanvallejo.com
Website: http://www.ivanvallejo.com

El proyecto DESAFÍO 14   en el 2006 es posible gracias a los auspicios de: OCP–Ecuador; Diners Club; MoviStar; Marathon Sports

Con la colaboración de:
DHL; Salud S.A; Maquinet Services; Seguros Alamo, KLM-Air France y Tatoo

 

 

 

Anterior Siguiente
 
 


 
   
 
 
www.ivanvallejo.com - email:
 ©: Iván Vallejo
 Fotografía: Iván Vallejo
 Diseño: graphus - telefax: (+593 2) 290 2760 - Email: graphus@uio.satnet.net - Quito-Ecuador
 Desarrollada por: MaQuiNet Services